miércoles, 27 de abril de 2011

BICENTENARIO A OSCURAS


Escribo a oscuras. Sin embargo, me ilumina el hecho del impulso a esbozar algunas palabras y dejar intacto algo que tantas veces dejó de serlo, ya que fue manipulado muchas veces. Dejar algo en esta nada, según Heidegger.
El escritor saca fotos. Pero sin cámara. Son fotod de un momento que queda registrado gracias a la tinta y al papel. Inventos chinos, si los hay. Esa civilización tan odiada en latinoamérica. Que avanzan en el mercado a pasos agigantados. Nada menos que en el mercado de la comida con forma de supermercados más baratos. Que maltratan a sus empleados, a la gente nuestra.
Walter Graciano escribió un libro que se llama Nadie Vio Matrix. En él sostiene la tesis de la hegemonía mundial china. Y la consecuente caída de la dominación yanqui. Galeano, en Espejos, se pregunta “¿qué no inventaron los chinos?”.
Más allá del agradecimiento por inventar la tinta y el papel,  hoy la expresión tecnocrática viene de la mano de una pc, cuando no de una máquina de escribir. ¿habrá manuscritos todavía o caigo en arcaísmos con sólo preguntar?
Con esto no pretendo realizar un Tratado sbre China, sino de ver algo positivo en medio de las críticas desaforadas y encarnizadas contra un pueblo que sufre el cercenamiento de sus libertades en pos de la hegemonía mundial.
Lo digo desde acá. Desde el occidentalismo. Que algunos llaman capitalismo y democracia, enbanderando libertades que pasan a ser fantasmagóricas. Ciertas fantochadas que llevan el nombre de libertad, de la mano de peticiones extremas de medidas de seguridad policial ante un hecho delictivo. También somos los primeros en censurar a quien quiere descubrir qué sucede que las cosas no funcionan como tendrían que funcionar. No por nada el cargo de Fiscal de Investigaciones Administrativas (función que se encarga de llevar a cabo las denuncias contra las irregularidades de la administración pública)  se encuentra vacante hace un año.
Detrás de cada movida humana hay una causa, un interés impulsor, hay valores que defender. Un buen día el hombre lo tradujo en dinero y se hizo homo economicus. En medio de ese intercambio de bienes que pasó a ser un fin en sí mismo, a costa de vidas, de muertes.
Maquiavelo, filósofo político admirado por Carlos Saúl I, cuyo menemato tuvo como libro de cabecera, decía que el hombre llora más la pérdida de una fortuna que la muerte de su propio padre. Es además autor de la frase “el fin justifica los medios” y  “divide y reinarás” pasaron a ser paladines de la mente de los mercenarios cuya condición humana tiene forma de cuenta bancaria.
Hay un cielo y una tierra. Y detrás de todo está la gente, dijo Serrat. Y acá nomás, en un supermercado chino, un oriental no deja sentarse en una silla a la cajera con rasgos aborígenes. Y acá nomás, están los bolivianos cargando y descargando frutas para mandar a sus hijos al colegio, donde son discriminados, por los niños bien.
y en un subsuelo, gente con rasgos aborígenes tejen ropas, trabajando en condiciones infrahumanas, con mucho calor, hambre, muertos de humanidad. Y las marcas se ofrecen en las grandes tiendas: la gente que tiene recursos puede elegir entre  La Dolfina, Allô Martinez, Lacoste, Cardon, Yagmour, Kevingston, Kosiuko, Paula Cahen D'Anvers, Bensimon, Tucci, ...y otras.-
y los dueños de estas franquicias no son chinos. Son bien argentinos. Para venderles a gente con poder económico que tienen la libertad de elegir entre las grandes marcas que se venden en los mejores shoppings construidos a base de lavado de dinero (muchos de sus dueños son políticos), y se ven hermosos en la vidriera de Bennetton a precios siderales.
Pero es feo vivir en Cuba o en Venezuela porque no existe la libertad. No existe la libertad de elegir entre comprar unos pantalones fabricados por unos explotados bolivianos o una camisa elaborada por unos explotados peruanos.
Cuba tiene cercenada la libertad. En China existe el maltrato laboral. Pero en Argentina todavía existe la esclavitud que creímos erradicar con la asamblea del año XIII (1813).-
Aveces me pregunto si no es vano festejar el Bicentenario. 1810. 1813. 1816. 2010. 2011. ¿somos libres e independientes o vamos a culpar otra vez a la juventud de la nación, a su pubertad e inmadurez? ¿hasta cuando?
Espero que 200 años nos sirvan para romper todo tipo de cadenas y que no quede meramente plasmado en la letra de una canción patriótica de una “nueva y gloriosa nación”.  

viernes, 22 de abril de 2011

ENFOQUE SOCIAL SOBRE EL USO DE CELULAS MADRE (STEM CELLS): INFORMACIÓN BÁSICA

El estudio de las células madre es una de las áreas más fascinantes de la biología. Existen investigaciones recientes acerca de su comportamiento y su funcionalidad. Estas permiten comprender cómo se origina un organismo a partir de una célula y cómo las células sanas reemplazan a las dañadas o enfermas, en un individuo adulto.
Estos estudios configuran importantes avances en el ámbito científico, ya que los investigadores  se vieron impulsados a comprobar la posibilidad de emplear terapias celulares para combatir ciertas enfermedades, lo que frecuentemente se menciona como “Medicina Regenerativa” o “Medicina Reparadora”.
Las Células Madre son aquellas células que están dotadas de la capacidad de autorenovación (es decir, de producir más células madre), simultáneamente con la facultad de originar células hijas , comprometidas en determinadas rutas del desarrollo. Las células hijas se convertirán (por diferenciación) en tipos celulares especializados (neuronas, hepatocitos, células musculares cardíacas, células endoteliales, células pancreáticas, etc).
En la actualidad, se conocen tres tipos de células madre: las embrionarias (que proceden del embrión), las germinales embrionarias (obtenidas del tejido gonadal del feto) y las del adulto.
Las primeras dos son pluripotenciales, mientras que las del adulto son multipotenciales ya que dan origen a una menor cantidad de tipos celulares que las dos anteriores. Sin embargo, poseen una capacidad mayor de la que se pensaba originariamente.
El conocimiento de estos temas conllevan una tendencia a la polémica y resultan un tanto controvertidos. En particular, la deficiente difusión informativa que se inculca en la población que ignora la problemática más los intereses institucionales de diversos sectores sociales, políticos, teológicos, culturales, hasta de la biología y genética misma.
El estudio y desarrollo de este tipo de biociencia comienza aproximadamente 20 años. Surgió ante la necesidad de buscar una solución a las enfermedades hematológicas tales como la Leucemia, Anemia de Fanconi, etc…  y todo tipo de patologías que comprometían a la médula ósea y, por ende,  a los precursores de los elementos figurados (glóbulos rojos, leucocitos, etc).
Estas enfermedades necesitaban un trasplante de tejidos que debían realizarse con células donadas y que fueran compatibles, para recuperar la funcionalidad de ese tejido. También en enfermedades devastadoras de la sociedad como el Parkinson, el Alzheimer, la diabetes, cardíacas, hepáticas,etc.
En la mayoría de los casos, esa compatibilidad no era posible y fracasaba, con la consecuente pérdida del paciente. La causa de semejante consecuencia estaba dada por el rechazo inmunológico de un tipo de tejido que no pertenecía a ese cuerpo en el que había sido implantado, por el hecho de tratarse de células heterólogas ( provenientes de otro organismo). Por ello, la reacción orgánica del cuerpo en que había sido implantado no reconocía como propias esas células nuevas que ingresaban en su cuerpo, en virtud de la memoria inmunológica intrínseca del mismo.
Como consecuencia de ello, nace la necesidad de buscar el “no rechazo” del organismo y se descubre que las células que constituyen el cordón umbilibal son inmunológicamente vírgenes. Y no sólo eso, sino que la ingeniería genética halla la forma biológica de suministrar los estímulos necesarios para que, una vez ingresadas en el organismo, se estacionen en el tejido homólogo y así reparar el daño y recuperar ad integrum la funcionalidad del tejido. Esto último está basado en evidencias concernientes a enfermedades hematológicas, músculo cardíaco, etc.
Esas células homólogas del cordón umbilical se extraen durante el nacimiento del individuo mediante un simple acto de extracción sanguínea de las venas umbilicales. Se realiza luego del “clampeo” del cordón (40 cc como mínimo) y se deposita en diferentes tubos preparados al efecto, para su posterior estudio y crioconservación en nitrógeno líquido a – 140°C.
Bajo estrictas normas de seguridad, se mantienen en conservadoras especiales, rotuladas e identificadas mediante códigos de barra pertenecientes a cada caso particular.
Como se trata de células propias, el posterior implante no causa rechazo inmunológico.
Ultimamente, se está investigando si se puede realizar lo mismo cuando existe un vínculo fraternal (hermanos) y descendientes directos. Se está descubriendo que actuarían con más beneficios que aquellas totalmente heterólogas.
Por eso se continúa investigando a partir de células madre llamadas Autólogas (propias) para uso propio, llegando a la “ingeniería de tejidos” y a la “clonación”, con el fin de reemplazar tejidos dañados o enfermos.
Estos emprendimientos genético-biológicos deben ser protegidos, custodiados y analizados con la seriedad y compromiso que la humanidad necesita y en beneficio de ella.
Queda este capítulo abierto, para futuros comentarios. La relevancia de esta nueva problemática lo amerita.

Dr. Raúl Castro
Ginecólogo MP 52.204
Medicina Reproductiva. Procrearte (Red de Medicina Reproductiva y Molecular)

jueves, 21 de abril de 2011

LA PRIMICIA PRIMERIZA

Y si. Necesito decirlo. Acá estoy sentadito en la compu, helado, como me dejó esta noticia. Estupefacto. Inmóvil, como el día en que me caminaban las hormigas por todo el cuerpo y yo enchastrado de dulce de leche. Era chiquito. Ahora me vuelvo a sentir así ante semejante grito de ella. La mujer, sin papeles, que convive conmigo. Pero a quién le importa ahora. Si al fin y al cabo son sólo eso y se inventaron para separarnos. Pero eso ahora no calienta. Lo que es relevante es cuando esbozó ese grito en el aire que llegó a mis oídos como los vientos estridentes de Otra Vez Vos . No tuvimos que esperar nada. Simplemente, los compuestos químicos avanzaron como caballos arrastrando un sulky vacío. Asi de rápido. Tan rápido como el temblor de mi mujer, al ver como avanzaba ese proceso que le produjo un temblor que terminó en ese grito.
Se volvió a mí. Yo estaba en la cama. Recién despegaba las lagañas de la siesta. No entendía nada. O si, entendía pero el cerebro tarda en fijar el foco sobre la realidad. Hasta que mi cara cambió. Del todo. No caíamos. Nos mirábamos. Entiendíamos sin entender, a lo Calamaro que en este momento endulza mis oídos con los tangos de Tinta Roja. Estoy viejo. Me está llegando la emoción del tango. Pero no sólo por eso.
Se fue a bañar. Yo caminaba por el ínfimo espacio que puede haber en un departamento de dos ambientes. Parecía un león enjaulado. Pensé mucho. Más de lo que razonablente pienso las cosas. Pero no podía pensar tampoco. Es absurdo hablar del pensar en este momento. El corazón late más fuerte aún. Más que el pensamiento. “y ahora que estoy frente a ti, parecemos ya ves dos extraños”, canta Calamaro. Y así estabamos. No quería tocarla. Quería cuidarla más que nunca.
Todavía no caigo. Pasa el tiempo y yo me quedé en el segundo del grito. Todavía son las cuatro y media y el reloj marca las siete de la tarde. Pero me quedé en el pasado. Hace dos horas y media atrás. Ansioso. Pero tranquilo de haber hecho catarsis acá. Ganas de contar. Cancelé todo. Cena, ensayo, estudio, lecturas de ficción. Se viene una cena. Y una noticia. Importante. La más importante para un periodista. La primicia primeriza. A la mierda con todo y con los huevos bien puestos para enfrentar lo que venga.



viernes, 15 de abril de 2011

EL 14 BIS NO SIGNIFICA DOS BORRACHOS

Para los amnésicos, ciegos o ignorantes ¿se acuerdan?:
“Art. 14 bis.- El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial.
Queda garantizado a los gremios: concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje; el derecho de huelga. Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo.
El Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter de integral e irrenunciable. En especial, la ley establecerá: el seguro social obligatorio, que estará a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonomía financiera y económica, administradas por los interesados con participación del Estado, sin que pueda existir superposición de aportes; jubilaciones y pensiones móviles; la protección integral de la familia; la defensa del bien de familia; la compensación económica familiar y el acceso a una vivienda digna.”

El resaltado es del autor.
Corren tiempos de cambio. Donde la gente pierde el miedo. En una ciudad donde el miedo fue la moneda corriente para dominar. Donde te lo quieren inculcar desde que nacés con el respeto a la autoridad, cuando esa autoridad tiene que responder a lo que todos quieren, como bien lo exponen los autores que se llenan la boca hablando de democracia.
Los trabajadores judiciales están luchando por un salario mínimo, vital y móvil, como lo expresa la Constitución Nacional, un derecho tan legítimo y constitucional como el derecho a huelga.
Parece ser que las facultades de derecho del país se tienen que empeñar más en enseñar a leer la primera parte dogmática de nuestra bellísima Carta Magna que tanta sangre costó conseguir. Algunos magistrados y funcionarios la pasaron por alto al querer criminalizar la protesta social y al coaccionar contra sus empleados influyendo en su voluntad para que no ejerzan un derecho que habilita nada más ni nada menos que la Ley que rige el derecho interno de nuestro país, que está por encima de todo el ordenmiento jurídico y que tienen la obligación de ejercer el control difuso de constitucionalidad para no aplicar normas que contradigan la Ley Fundamental.
Se realizaron ya varias jornadas de paro con asamblea y retiro de los lugares de trabajo. 2000 pesos es lo que cobra el escalafón más bajo en la escala salarial del Poder Judicial en la Provincia de Buenos Aires.
El gobierno de la Provincia de Buenos Aires le ofreció a la Asociación Judicial Bonaerense un 21 % del 35% que pedía el gremio y no pedir más aumentos durante el resto del año. Un símil de “te doy esto pero no me rompan más las pelotas hasta el año que viene”.
Ante tanto autoritarismo desde la cúpula del Ministerio de Seguridad bonaerense, comandado por el ministro Casal, el gremio consultó con sus afiliados quienes expresaron su disconformidad al respecto y decidieron desde las bases seguir con las jornadas de lucha traducida en mantener las medidas de fuerza con asambleas y retiro de los lugares de trabajo y paro de actividades.
Ante la insistencia del gremio en continuar con la lucha, el Ejecutivo sacó un decreto de la galera que le aumentaba a los magistrados un 26%  y mantenía el 21% del empleado judicial, enervando más los nervios de los trabajadores judiciales que vieron ese gesto como una burla a la asociación gremial y que agranda aún más la brecha medieval que existe históricamente desde el cargo de juez hasta el cargo de auxiliar 5° (hoy con la recategorización)
Con ese decreto despreciativo a las bases que conforman día a día  la actividad del Poder Judicial se realizaron jornadas de movilizaciones masivas a la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y a la ciudad de La Plata en repudio a la actitud despreciativa del poder de turno al omitir atender a la asociación gremial y decretar aumentos irrisorios sin la conformidad de la parte demandante.
Históricamente, no se había visto en la ciudad de Mercedes semejante movilización. La gente que se va despojando de pruritos y va liberando un espíritu de puesta en cuestión de lo establecido, queriendo gestar una postura activa frente a lo que se le enrostra como statu quo vigente. Hay vientos de cambio en la ciudad de Mercedes y esperanza de que no se callen más voces a palazos ni gestar más miedos desde la coacción a los empleados que quieran expresar su disconformidad con cualquier tipo de injusticia que se cometa , más aún en el plano laboral y tratándose de un derecho tan fundamental como lo es el derecho alimentario que tiene el ser humano por el sólo hecho de existir.


11152 visitas al 20 de marzo de 2017