martes, 11 de octubre de 2016

Canas



Vienen arbitrariamente
Vienen a usurpar tu mente
Creo que tienen una sola virtud
Silenciar la juventud
Son las que te piden el aerosol
Para aniquilar los piojos
Pero nunca los vas a exterminar
Porque siempre están las liendres
Que huevo a huevo se resisten
Al veneno de la serpiente

Canas en tu cabeza
Se acabo lo que se daba
Canas sobre la mesa
Ya se empieza a hablar pavadas

También apuntan a tu pecho
Porque creen que tienen el derecho
Fue un tiempo rápido y caótico
El arma de seducción y de hecho
Tajo a tajo fueron creciendo
Se alargaron con el tiempo
Hoy no son más que la cruda verdad
Que la que ellas crearon
Una sensación de viejas costumbres
Una sensación de muerte
La vida ya no es más una absurda herida
Ni una realidad tan burda

Canas que se fueron, empieza la vida eterna
Canas que murieron, subamos las banderas

11152 visitas al 20 de marzo de 2017