lunes, 23 de noviembre de 2015

La conspiración marrón

Dan Brown es un autor estadounidense que escribió La Conspiración, entre otros éxitos a nivel mundial, como la hipótesis brindada de un Cristo moro en El Código Da Vinci, desmitificando las llamadas sagradas escrituras.
En La Conspiración cuenta detalladamente los entretelones del poder que se gesta desde la Casa Blanca, tanto con sus opositores, cuanto con las empresas privadas.
Es el juego de intereses que están en conflicto con el conflicto de intereses en juego, que se da en el marco de las elecciones venideras a presidente de la gran potencia mundial.
En el relato, el autor esboza una cierta mirada crítica sobre estos entretejidos de complot, hasta de los que parecen estar del mismo bando.
Un libro de unas 600 páginas de fácil lectura y de final anunciado, que se leen fácilmente, pero que peca quizás de tedioso a la hora de entrar en descripciones absurdas. Falta de entendimiento para un público llano acerca de la composición física y química de los meteoritos y su impacto con el Artico, donde se sitúa parte de la novela.
Dan Brown, como lo decía más arriba, es también autor del Código Da Vinci, fiel a su línea paterna, hijo de un matemático, relata con minuciosidad las traiciones políticas entre un bando y otro que dan lugar a delaciones y distorsiones, extorsionando a la vida misma.
El Código, La Conspiración y Ángeles y Demonios son un cóctel explosivo de revelaciones de diversos mitos que se presentan a la sociedad como verdades absolutas. Sin embargo, La Conspiración deja mucho que desear. No tiene esos finales de capítulos que te hacen quedar con la vena en la garganta, que deja estupefacto a un público obligado a seguir página por página sin interrupción.

En La Conspiración no se ve la hora de llegar a la página 600, para no dejarlo por la mitad. Aburre tanta descripción innecesaria. Lo rescatable del mismo es el sin fin de alianzas que se tejen en torno d algo donde detrás hay un interés económico oculto. Lo cual tampoco configura ninguna novedad. Es el poder de cómo, a la vez, se deshacen con un cómico fin: el hecho de conseguir más poderío económico y ejercer el poder desde la Blanca. 

No hay comentarios.:

11.639 visitas al 30 de setiembre de 2017