martes, 8 de septiembre de 2015

La Venganza de la Muerte


"La muerte que es celosa y es mujer 
se encaprichó con él y lo llevó a dormir
siempre con ella"

(Fito Páez, "Flores en su Entierro", Enemigos Íntimos-1998)

Un Goliat que derrota a David, al menos en una de sus batallas en pos de la humanidad

Un hombre al frente que llevaba sólo tres letras

Las letras que salían de puño duro, pero sin perder la ternura jamás

Burló la muerte en varias ocasiones, hasta que ésta se vengó sin pensar lo que ello generaría

Su estampa sigue firme en las remeras y en los cuerpos que memorizan y eternizan su recuerdo, en contraposición a la apatía del no te metas o del algo habrán hecho que anestesiaba a la juventud.

Libre y rebelde contra la falsa libertad, que hipócrita y cínicamente viene envuelta para regalo

Su vida convertida en herida ajena que se hace propia en su caminar

La venganza del marginado, del sufrido, del vilipendiado y del despojado

Su norte apuntando al sur. Su Argentina que pedía por él

No se puede hacer más nada y pobres hubo siempre eran conformismos inútiles de los que se deshizo solamente con su existencia.

Un mito que desmitificó el dinero, volviéndolo medio, no fin en sí mismo. Porque el fin era el hombre. Y el dinero sólo un medio, como tantos otros, para cubrir sus necesidades más básicas, porque un bloqueo no permitió que se hablara de otra cosa.

Sin embargo, dignidad ante todo. Hasta la muerte.


Y siempre, siempre, hasta la victoria. Por más que su costo sea la muerte, que no le perdonó nunca, semejante ofensa de burlarse de ella en más de una ocasión.


No hay comentarios.:

11.639 visitas al 30 de setiembre de 2017