lunes, 2 de diciembre de 2013

Representación de los Hacendados y Labradores


Las preocupaciones económicas que se le atribuyeron a Moreno pasaron por este manifiesto a favor del libre comercio, según la historiografía de corte liberal, que fue puesto en duda hasta su autoría.

Paul Groussac dijo que Moreno no sabía economía. Miguel Ángel Scenna afirma que nunca pretendió ser un economista. Lanata dice que La Representación de los Hacendados se relaciona con la firma inglesa Dillon y Thwaites, que pide al virrey Cisneros la libre introducción de mercaderías.

En palabras de Lanata: “…Inglaterra había condicionado su ayuda a España para pelear contra Napoleón al hecho de que se aceptara el librecambio en la península. Los hacendados y labradores acudieron al estudio jurídico de Moreno, el más prestigioso de Buenos Aires, para que elaborara su defensa. Moreno preparó el escrito con el tono de un abogado que defiende a su cliente, no como quien elabora un plan de gobierno…”

Vicente Sierra llama “error de fondo” llamar a este documento como el pilar inicial del liberalismo económico argentino.

Pero qué mejor que escucharlo a Moreno mismo. En 1809 escribe en La Representación de los Hacendados a “la imperiosa Ley de  Necesidad ceden todas las leyes, pues no teniendo éstas otro fin que la conservación y bien de los estados, lo consiguen con su inobservancia, cuando ocurrencias extraordinarias la hacen inevitable. Esta máxima…arma al magistrado de un poder sin límites para revocar, corregir, suspender, innovar y promover todos aquellos recursos que en un orden común están prohibidos, pero que en la combinación de circunstancias imprevistas se reconocen necesarios para sostener la seguridad de la tierra y bien de sus habitantes…”

11152 visitas al 20 de marzo de 2017