lunes, 26 de agosto de 2013

¿Qué es Jekyll & Hyde?


Es la historia de una persona, no importa si hombre o mujer, porque tiene lo más importante… es persona, y es tan apasionada que es capaz de todo con tal de ir en busca de lo que sueña.
Henry Jekyll, un hombre cuyo primer objetivo es salvar a su padre de una enfermedad mental hasta el momento irreversible, mediante el descubrimiento de una nueva droga. También sostiene que en todo individuo habita una dualidad fusionada y que conviven en constante lucha, compuesta por dos polos opuestos (lo bueno con lo malo, lo brillante con lo oscuro, lo sano con lo enfermo, etc.…) en el que siempre hay uno que predomina. Asimismo esta convencido que sus fórmulas y teorías le darían el poder de separar esta dualidad en sus dos componentes para aislar lo funcional de lo disfuncional y así controlarlos por separado para siempre, pudiendo de esta manera el bien gobernar al mal, lo sano predominar sobre lo enfermo y así con todas las posibilidades.

Jekyll se ve muy limitado de poder concretar su tarea debido a principios y reglas morales de la sociedad en la que vive (Londres de fines de siglo XIX), un lugar donde predomina el “deber ser” sobre el “ser”, al menos el “querer ser”, donde la corrupción, la injusticia, la hipocresía y hasta la pedofilia están a la orden del día.

Al verse en esta encrucijada, se ve obligado a tomar medidas que , sin saberlo no menos aún proponérselo, terminan siendo realmente drásticas… para todos.

¿Para Jekyll, una persona obsesionada con el trabajo, hay lugar para el amor? Por supuesto, Emma. Su prometida, incondicional y soñadora que lo acompaña sin importar las consecuencias pero sobre todo sin imaginar que ese lugar al que se dirigen marcaría su vida para siempre.

En medio de tanta desarmonía aparece Lucy en la vida de Henry Jekyll. La mujer que le descubrirá ese costado oscuro, desconocido, perverso y hasta animal que él mismo desconocía.

¿Hasta dónde es capaz el hombre de llegar a con un objetivo, una promesa, un sueño? No se imaginan.

 Ahora sí… me faltó explicar quién es Edward Hyde…de él no me animo a hablar, sólo les digo que habita en cada uno de nosotros; les recomiendo que lo conozcan en la función…no se la pierdan. Espero verlos…les dejo un saludo cordial.

Mauricio Castro

 


 

11.639 visitas al 30 de setiembre de 2017