miércoles, 20 de febrero de 2013

DERECHO A LA ESENCIA


El derecho es una herramienta por la que el hombre se vale para hacer justicia. Otra es la propia mano. Está conformado por un conjunto de normas jurídicas que fueron creadas por sujetos de una clase dominante. Estos dejaron la impronta en la norma y denominaron a esa construcción de ese orden como “lo objetivo”. Lo dominante se refiere a la cuestión económica de poseer los medios de producción o tener en sus manos los recursos escasos. ¿ Para qué entonces crear un orden de cosas denominado Derecho? Para contar con una herramienta que sirva para mantener un modelo económico. Ese modelo es el actual capitalismo.

Dentro de la filosofía del derecho, hay una corriente que se llama Ius Naturalismo de las cosas. En ella adscriben autores como Welzel, Dietze, Maihofer. Postulan una corriente de pensamiento jurídico que deriva del ius naturalismo racionalista e historicista, eludiendo toda cuestión teológica, “tan ridícula como creer que hay un dios”, dicen algunos de estos autores. Afirman que ese dios es un invento del hombre en pos de idiotizar las conciencias y, de esa forma, poder dominarlas. Creen en la naturaleza de las cosas como su esencia. Como su sí y para sí, diría Hegel. Ella es su condición necesaria para tener en cuenta a fin de que se adecue el derecho positivo al orden cambiante de las cosas y a la esencia del hombre.
 

11.639 visitas al 30 de setiembre de 2017