martes, 26 de noviembre de 2013

Moreno en su tinta


El 7 de junio de 1810 , Mariano Moreno funda el primer periódico patrio. Este mismo día se propuso como día del periodista en Argentina para que los trabajadores de la tinta tengan un tiempo para …¿brindar?

Don Mariano no tendría problema si se tratara de gente que no tuviese vínculo alguno con el poder. Pero se tornaría difícil para estos tiempos demostrárselo. Demostrarle que aún existe el periodismo independiente. Cosa rara en “raros tiempos de felicidad éstos, en que se puede pensar lo que se quiere y decir lo que se piensa…”. Esta frase la expresa la portada del diario La Gazeta. Con ella se introduce un debate acerca de la libertad de expresión cuando dice “no se reprima la inocente libertad de pensar en asuntos de interés universal; no creamos que con ella se atacará jamás impunemente al mérito y la virtud, porque hablando por sí mismos a su favor y teniendo siempre por ámbito imparcial al pueblo, se reducirán a polvo los escritos de los que indignamente osasen atacarles…” se reconoce entrelíneas cómo lo reconocía al pueblo en la virtud  y función de árbitro de los actos de gobierno y como búsqueda de la verdad que esbozaba en otras frases como : “…la verdad como la virtud, tienen en sí mismas, su más incontestable apología…”

Mariano Moreno fue periodista. Y como tal, su pluma escupía mucho fuego. A la hora de hablar de la justicia, de la revolución o de la venganza. Al pasión era la guía de sus caracteres. Luego de que haya ordenado el fusilamiento de los contrarrevolucionarios que actuaron en la asonada del 1° de enero de 1809 en Córdoba, con Liniers a la sabiola, y de que este hecho haya conmovido la conciencia popular, redacta un manifiesto explicando el por qué de los hechos. Lo describe Sergio Bagú: “…escribe con el reposo del estadista y el vigor del caudillo…”

Según este autor, Moreno justifica la empresa americana que, una vez “…caduco el poder central de la monarquía, la voluntad pública, esa entidad todopoderosa de tan acentuado carácter rousseuniano, reemplaza al príncipe…” Para este autor, la Revolución de Mayo tiene improntas doctrinarias de la Revolución Francesa. En cambio, para Ricardo Levene Moreno no conocía dicho proceso que desembocó en 1789. Desvincula el mote de “jacobino” al Plan de Operaciones perpetrado por Moreno.

Con frecuencia se lo ve como el paladín de la libertad de prensa. Tal vez porque fundó el primer periódico patrio. Pero no fue el primer periodista. Este fue Francisco Antonio Cabello y Mesa, a quien se le atribuye la creación del Telégrafo Mercantil (1801). Posteriormente, llega Hipólito Vieytes con Semanario de Agricultura, Industria y Comercio (1802) y luego, la aparición de una publicación de Manuel Belgrano que se llamaba Correo de Comercio, a principios de 1810. Como se verá la prensa nace de una necesidad del mercado. Para difundir noticias meramente comerciales.

Jorge Lanata, en su libro de historia Argentinos, hace una revisión histórica de la fecha de la fundación de la Gazeta de Buenos Aires. Segú las investigaciones que realiza, se fundó el 2 de junio. No el 7. También duda de la defensa que el prócer hace de la libertad de prensa, afirmando que “la Gazeta era el órgano oficial de un gobierno revolucionario y no un periódico independiente…bajo el título de La Libertad de Escribir, Moreno escribió lo siguiente:´…debe darse absoluta franquicia y libertad para hablar de todo asunto que no se oponga en modo alguno a las verdades santas de nuestra augusta religión y a las determinaciones del gobierno…´”.

Lanata no trabajaba para Magneto todavía. O sea que quizás haya sido sincero con la investigación. Aún creía en ese entonces que Clarín, fundado en el 45 o 46, por una aristocracia presidida por los Noble, era el enemigo público número 1, ya que se empeñaba en buscar “una solución europea a los problemas argentinos”, como lo planteó la Revista Barcelona, refiriéndose con ironía a este actualmente no tan multimedio.

Pero volvamos a Moreno. Sin perjuicio de que haya escrito eso o no, le costó la vida enfrentarse con el poder. Y cuando su pluma escupió fuego, hizo falta un océano para apagarlo.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Sueño Cumplido


Oscar Rossello presentó su disco en el Teatro el domingo pasado*Alrededor de trescientas personas disfrutaron de un show pocas veces visto* Cámaras grúas y dos cámaras arriba del escenario para la filmación de un DVD*Invitados de lujo y un Rossello emocionado

Veladores rodeaban el escenario donde estaban apostados los músicos de la Rossello ´s Band, como le dicen sus amigos al conjunto de Oscar Rossello. Un teatro vacío, la prueba de sonido duradera. Y un Oscar parado frente al micrófono dando indicaciones. Relajado. Con una remera negra de uno de sus grupos de rock favoritos: Queen.

Camarines plagado de bebidas. Muchos amigos de Oscar. Algunos tocaban con el esa noche. Otros, meros espectadores. Tratando de no irrumpir ese momento único que lo brinda los momentos antes de salir al ruedo y transpirar. Y temblar al primer acorde. Sobreabundancia de bromas en el instante de maquillarse y declaraciones de emociones en un contexto de alegría consistente en acompañar a una gran persona que hace 28 años quería cumplir este sueño. Se daba esa fecha. 17 de noviembre. Y ya eran las 20.30. Hora indicada para que ya estén saliendo al escenario. Pero ese instante era único. Era tan eterno que el horario se esfumó. El tiempo no existió más . Los relojes claudicaron. Y ya estaba todo permitido. Porque empezó el sueño. Y en los sueños las coherencias lógicas de los horarios desaparecen.

Oscar estaba en cuero. Como le gusta andar a él por la vida. Con un pantalón blanco y a punto de maquillarse. -Oscar ¿cómo te sentís?- Es difícil hablar en serio con él.-Y me contesta: Decepción. –y larga la carcajada.-¿Por qué?- No. Porque el estado de salud que tengo no es bueno.- Y ahí frena.- No . La verdad: mucha adrenalina.- Y vuelve: con los muchachos estuvimos practicando toda la semana y vamos a salir a ganar. Nosotros sabemos que un empate nos va a venir bien y …jajaja. Mucha adrenalina. Como que querés que el otro se entere lo que estás haciendo. Que haya conexión con el público.
alrededor de 300 personas coparon el clima
 

Jesús López, alias el Kechu, es uno de los percusionistas de Oscar. Vestía unos exóticos pantalones naranjas y una camisa a cuadros. Aún no se había maquillado y ante su manifestada resistencia, lo obligaron a hacerlo. Kechu:-¿qué se siente en este momento?- Adrenalina.- ¿Pero vos lo escuchaste a Oscar y copiaste? ¿Repiten todos el mismo cassette?¿Que más?.- Ganas de salir ya a tocar.

Augusto “Willy” Salamona, oriundo de Buenos Aires, manifestó “mucha emoción. Yo vengo de Buenos Aires, invitado especialmente por Oscar Rossello. -¿Vos grabaste con ellos?-Yo grabé un tema con ellos. Con una mano porque estaba quebrado. Grabé un valsecito. Además voy a tocar un candombe , una chacarera, una zamba. Sin carnaval , Por si Regresas y otros.

Maxi Rodríguez, el baterista, mientras se estaba maquillando hizo las declaraciones con la nariz rota. A raíz de un accidente que tuvo días atrás.Contaba a El Nuevo Cronista que “…me duele mucho la nariz. Si me tocan me duele. Pero está todo liso. Ahora se nos vino la hora. Pero estamos para tocar. -¿Qué expectativas tenés del show?- Va rompe´…jaja. Lo que ya rompió es mi nariz. No. va a estar muy bueno. Miralo de abajo, loco.

Esteban Chiapussi, la guitarra rítmica de Oscar, es uno de los que “más se toma en serio la cosa. El no se ríe nunca…” Así lo presentó arriba del escenario, cuando nombraba a todos los músicos que lo acompañaban. Antes de subir al escenario, esto nos decía: “…la verdad que siento alegría. Con mucha ansiedad por lo que pase. Porque se laburó un montón para esto. Porque la puesta es grande. Contento de tocar con un grande. Y esperando hacer las cosas bien dentro de lo que me toca. Y contento por lo que estamos viviendo…”

Una vez arriba del escenario, el grupo contaba con gran tecnología en la filmación del evento. Dos cámaras permanentes arriba del escenario y una grúa con una cámara filmaba en hd lo que ocurría arriba y abajo del escenario. Un público que colmó la sala de abajo del teatro. Se vendieron alrededor de 300 entradas. Autoridades municipales se hicieron presente. Oscar no dejó de agradecer a Gerardo Caballero.

Oscar agradeció a su familia (a quienes dedicó Sin Carnaval) y a sus amigos por el esfuerzo realizado para lograr esa fecha. Recordó a su grupo folklórico Estirpe Mercedina, con quienes compartió 15 años y a quienes pidió un fuerte aplauso. Es un grupo que fue censurado y que hoy vuelve a tocar en cualquier lado. Muy emocionado, evocó el sueño que se hizo realidad en ese momento: “…quiero agradecer a esta gente que tengo acá atrás (sus músicos). Para mí esto es muy importante porque es un poco mostrarnos. Y decirles que tengo ganas de salir a representar a Mercedes. Sobre todo yo. Y de contarle al país que en Mercedes hay muy buenos músicos. Como todos los que están acá…”.
 

“Quiero pedirles un fuerte aplauso a Iván Moleres en el bajo. Venite para el folklore, Iván”, le dijo Oscar al bajista de las cuerdas verdes que toca en D-keruza, una banda que estará presentando próximamente su disco.

Damián Tessore , además de haber sido el técnico de grabación, fue el artífice del tema Canto, que da nombre al disco de Oscar. Y acompañó con una Fender y algunos arreglitos electrónicos en los temas.  También estuvo presente la voz y la panza de siete meses de Julieta Umezawa en los coros (ex Emma, de Jekyll and Hyde). 

Asimismo, el show contó con el acompañamiento honorífico de tres integrantes del Cuarteto de Guitarra de Buenos Aires y con el autor de un tema del disco, Gustavo Ecclesia, con quien hizo Huella Gringa.

Un sueño cumplido. Otro disco en las calles de la ciudad. Y el crescendo de la música popular mercedina. El puntapié del futuro apoyo por parte de las autoridades de gente que puede representar a Mercedes, con mucha calidad y talento.    

 


 

11152 visitas al 20 de marzo de 2017