martes, 29 de octubre de 2013

Moreno, de boca en boca


Las anécdotas y chusmeríos que hacían alusión a la vida privada u pública del prócer iban de boca en boca en las casas coloniales de principios del siglo XIX. La temática era variada.

Su fecha de nacimiento, por ejemplo, no se sabe aún si es el 3 o el 23 de septiembre.. los que se llevaron por los escritos de Manuel, su hermano, como Bartolomé Mitre , afirman que nació un 3 de septiembre de 1779. Román Pardo, en 1960, encuentra documentos manuscritos por don Manuel Moreno Argumosa, padre de Mariano, que dicen que “…el 23 de septiembre de 1778 nació mi hijo Mariano…”, al caer de las cuatro de la tarde y el día 25 del mismo mes se bautizó a las 6 de la tarde en la parroquia de San Nicolás por su cura rector, Hipólito Ortega. Que sus padrinos fueron Francisco Moreno Argumosa y María Luisa Ramos. Y concluye: “…y para que conste lo anoto y lo firmo…”

Otra anécdota data de cuando Moreno tenía 6 años y se arrodilló ante el tercer virrey de Buenos Aires, el marqués de Loreto, respetando inocentemente las normas de las honorabilidades que requerían figuras como el obispo. Paradójicamente ya adulto, no sólo dictó el decreto de supresión de honores sino que derrocó al último virrey.

Entre las iniciativas a tomar para forjar la independencia americana, Moreno ordenó la impresión de 200 ejemplares de su traducción de la obra de Rousseau, El Contrato Social, qe fueron quemados públicamente cuando se alejó de la función gubernamental por conflictos por Saavedra y sus obsecuentes que alardeaban el poder con pompas y festejos, exhibiciones que Moreno aborrecía de tal manera que lo llevó a publicar en su Gazeta de Buenos Aires el 8 de diciembre de 1810 con el título Decreto de Supresión de Honores. En su artículo 8 se puede leer expresamente el siguiente: “…se prohíbe todo brindis, viva o aclamación pública a favor de los individuos particulares de la Junta. Si éstos son justos, vivirán en el corazón de sus conciudadanos: ellos no aprecian bocas que han sido profanadas con elogio de los tiranos…” y el artículo 10 es el que aplicaría la pena: “…toda persona que brindase por algún individuo particular de la Junta, será desterrado por 6 años…” Y al final del decreto, luego del artículo 14 se aclara que fue “dado en Buenos Aires, en la sala de la Junta el 6 de diciembre de 1810…”, luego del famoso episodio del brindis y las pompas saavedrinas.

Este modelo de austeridad republicana”, como lo ve Juan Bustinza, fue publicado en la Gazeta de Buenos Aires, donde además había escrito que los integrantes de la Primera Junta nunca  han “dado entrada en sus corazones a un solo pensamiento de ambición o tiranía” y que “el pueblo no debe contentarse con que seamos justos, sino que debe tratar de que lo seamos forzosamente…”

 


miércoles, 23 de octubre de 2013

Y Moreno era un rebelde


“Tanta agua era menester para apagar tanto fuego”. Palabras textuales de Cornelio Saavedra, presidente de la junta y enemigo ideológico reacio a los grandes cambios. Corría el 4 de marzo de 1811 cuando en medio de Alta Mar murió. Y con él se fue uno de los próceres realmente comprometidos con la realidad social.

De contextura robusta, con marcas de viruela en el rostro y dolores reumáticos que lo invadían dejándolo en cama. Mucho pelo negro. Mirada asombrada, de ojos grandes apasionados y llenos de fuego. Genio combativo que suscitaba un fruncimiento incipiente de labios.

Mariano Moreno era escritor. Periodista y doctor en leyes. Su papá no estaba de acuerdo con ello. Se llamaba Manuel Moreno, labrador de Santander y posterior ministro de la Real Hacienda del Virreinato del Río de La Plata. La madre se llamaba Ana María Valle. Era criolla y reputada “limpia de mala raza”. Así la estigmatizaban en las entidades educativas como la Academia Carolina de Chuquisaca. Casualmente allí, Mariano Moreno se recibe de abogado. Su hermano menor se llamaba Manuel como su padre. Era secretario de Mariano y uno de los tripulantes del barco que los transportaba hacia el “exilio disfrazado de misión diplomática”. Así llamaron Eduardo Luis Duhalde y Luis Hipólito Alén al pedido que le hizo Cornelio Saavedra cuando se lo quiso sacar de encima.  Cuando muere Mariano, su hermano dijo: “…vio venir su muerte con la serenidad de Sócrates…”.

Quisieron hacer pasar la muerte de Mariano Moreno por una descompostura. Sin embargo, los escritos de Manuel dicen que fue envenenado con arsénico vertido en un vaso de agua que había pedido. Al día siguiente de su muerte, su amada María Guadalupe Cuenca, recibe un anuncio tétrico a la manera de “no lo esperes nunca más Penélope”. Ese anuncio consistía en una cajita con un abanico negro, un velo del mismo color, un par de guantes que hacían juego y una nota: “pronto tendrás que usarlos”. María Guadalupe Cuenca fue secuestrada de su casa por Mariano Moreno cuando tenía 14 años porque sus padres no la dejaban casarse. Se casaron el 20 de mayo de 1804. Tuvieron un solo hijo: Mariano.

Este mensaje fue el anuncio de la viudez. Pero no sólo eso. También revela la metodología empleada para acallar al oponente de la mejor manera medieval. Exterminar la disidencia a toda costa. Cercenar la innata condición rebelde del ser humano en pos del brindis y los honores de la gesta de mayo que Moreno quiso suprimir en pos de la igualdad, valor que le costó la vida.

Por eso Mariano Moreno. Por eso su rebeldía y su disconformidad con lo establecido. La búsqueda de una verdad enterrada tras una fachada de alta alcurnia. Sin las medias tintas de quienes quieren contar la historia de los ganadores. Con una pluma combativa. Tan combativa que escribía en rojo. Dejaba su sangre en los escritos.

Hoy se duda de sus facultades mentales. Por ejemplo: se duda de su autoría de La Representación de los Hacendados y Labradores de la Banda Oriental y Occidental. “Conocía muy poco las ideas económicas de la época y mucho menos las del librecambio, ya que sólo leyó las ideas de los fisiócratas…”, maldecían de su genio. Y acá hay que discernir entre conocer y no estar de acuerdo. Generalmente, las personas que no están de acuerdo con algo son escamoteadas, vapuleadas, vituperadas. Para no pegarles un tiro en el mate, los defensores de lo opuesto al cambio le endilgan la falta de conocimiento.   En este caso, el autor de esta frase es Felipe Arana.  En un esfuerzo sobrehumano por enseñarles a sus alumnos Historia Económica y Social Argentina. Ed. El Coloquio, Bs. As. 1969. En el prólogo aclara que el objetivo del texto es de “lectura de repaso posterior a la lectura obligatoria para quienes se introduzcan en la materia”. Honestidad intelectual. Sin perjuicio de ello, este historiador quiere confirmar su tesis de la escasez de cultura que poseía Moreno por medio de la mención de un autor como Paul Grousac, que desvincula la Revolución de Mayo de toda influencia doctrinaria y empírica con la Revolución Francesa en su Crítica Literaria, pág. 256, B.A., 1924) advirtiendo que “ha escrito en La Biblioteca (Tomo I, pág. 137), demostrando fehacientemente la poca cultura económica y política de Moreno”.

Una vez más, la historia contada por los ganadores. Los que triunfan. Sobre el apasionado anhelo de querer luchar contra las injusticias sociales de un régimen que se alimenta de las desgracias de un pueblo golpeado y justificado en su rebeldía tan inseparable de la condición humana.

Con el perdón de aquellas subjetividades inexorables del autor, en este intento de testimonio y el debido respeto que se merece todo lector de estas humildes páginas, me veo en la entrañable necesidad  de afirmar que don Mariano era un rebelde apasionado por la justicia, evadiendo, no sin cierta sumisión, los objetivos académicos del trabajo.

lunes, 14 de octubre de 2013

El recupero de un lugar para la cultura


Fue por el día de la diversidad cultural*Hubo artistas locales, bandas y el cierre final de La Bomba de Tiempo* El Nuevo Cronista estuvo el sábado en el predio y habló con los organizadores* Además, las palabras del director de La Bomba de Tiempo, Alejandro Oliva.

El pasado sábado 12 de octubre se llevó a cabo la Feria Nacional de Emprendedores y Artesanos en la Estación La Trocha de avenida 40 y 21 de esta ciudad. La idea del Frente Mercedino para la Victoria fue celebrar el día de la diversidad cultural y recuperar un predio que estaba en desuso.

Hablando con organizadores del evento al que concurrieron miles de personas de Mercedes y de todo el país, decía Mariana Zunino: “…fuimos hablando con cada uno de los emprendedores que se prendieron enseguida a la movida porque nadie les daba un lugar para exponer lo que hacían. Entonces empezamos a laburar este lugar con la ayuda de Fernando Luna que ya lo conocía, los cooperativistas que trabajaron muchísimo…hubo un sector para niños con payasos, gente que hizo capoeira, Arturello Di Popolo, Pelambre y Matambre, inflables, pochoclos, copos de nieve, muestra de cuadros, cortos que vinieron desde el Incaa, que se proyectaron en uno de los galpones. Fue amplio. Además de feria, hubo espectáculo musical y  un escenario con sector para niños..."
Y realmente lo que se vio fue un gran trabajo por parte de los organizadores del evento. Un ejemplo de organización y de recupero de un predio que estaba en desuso. Ello, sin importar las banderías políticas. Cualquier partido político que se ponga hacer un evento de tamaña organización es aplaudible y reconocible. La construcción siempre suma a la sociedad, desde cualquier ideología política.
 

Por otra parte, otra de las organizadoras del evento hablaba también del esfuerzo que les llevó convocar a los artistas difíciles de convocar como La Bomba de Tiempo, un grupo de percusión que está en boga por las calles porteñas y que dan clases de ritmos desde arriba del escenario y de humanidad. Lucía Capaccio explicaba que “…fue un esfuerzo grande aunque nos ayudaron mucho los chicos de la Bomba de Tiempo con la organización. No sólo conseguimos que vengan a tocar sino que nos ayudaron a organizar. Hay que aclarar que , si bien somos un partido político, hicimos todo sin sello. Porque si a alguien no le interesa la política, bueno, no le interesa. Pero la idea es el hecho cultural. Esto es transformar también. Desde nosotros, es poder hacer esto…nos han ayudado otros partidos políticos. También queremos agradecerle a Fernando Luna que es una persona que sabe de estas movidas y con él pudimos cuidar La Trocha”
 

Continúa Mariana Zunino:”…y también contestar a todos los que preguntan si esto va a seguir o no. la idea fue empezar. Fue un poco el inicio de un montón de gente que quiere participar y hacer cosas, entre los que organizamos y los emprendedores. Todos empezar a tirar ideas y ver qué se quiere hacer. Reunirnos. Y si todos empezamos a tirar ideas para armar algo, feria, lo que sea, se puede ir haciendo . Pero la idea es estar abierto a todos. No hay diferencias de partidos políticos ni nada…y también es para mostrar un poco el trabajo que venimos haciendo en La Trocha. El predio estaba abandonado por el Municipio y los únicos que lo mantenían era Fernando Luna y la gente del Ferrocarril Belgrano…”

Además de los puestos de los emprendedores, se pudo apreciar la participación de artistas locales: clowns, telas y juegos para los chicos : los shows de Arturello del Poppollo y Pelambre y Matambre; bandas  como La Nieta de Godar, Onnix y el cierre final de La Bomba de Tiempo.
La Nieta de Godar


Onnix
 
Estas eran las palabras de uno de los directores de orquesta de La Bomba de Tiempo, Alejandro Oliva: “…está buenísimo venir a un evento como este. Nosotros hace ya un par de años que empezamos a salir. Hasta ahora éramos como muy locales. Estábamos tocando en Buenos Aires hace siete años ya. Tocábamos los lunes con una gran convocatoria de gente. Estamos haciendo fiestas casi una vez por mes. Y hace unos años empezamos a salir fuera de capital. Estuvimos por varios lugares de la Argentina. Estuvimos en Brasil, Uruguay y bueno, esto es una de las cosas que más nos gusta. Conocer otra gente, compartir con artistas locales. Así que acá no estuvimos nunca todavía. Es nuestra primera presentación acá. Vamos a hacer un show de una hora. Nosotros lo que hacemos es una improvisación. No hay temas. Esto es improvisación. No hay un género específico que toquemos. No candombe, ni murga. Si bien los géneros aparecen como citas ocasionalmente en la música, es un grupo heterogéneo. Los integrantes son todos percusionistas que vienen tocando hace muchos años en Buenos Aires. Y venimos de lugares diversos. Gente que viene del afro brasilero, gente que viene del jazz, de la música clásica, inclusive. Y la particularidad es que la dirección es a través de un sistema de señas. Con las manos, el director va dirigiendo la improvisación, componiendo en tiempo real. Para nosotros es increíble lo que pasa arriba del escenario. Tenemos mucha expectativa…”, dijo el director minutos antes de tocar.
Alejandro Oliva, director de La Bomba de Tiempo
 

lunes, 7 de octubre de 2013

Jekyll & Hyde: tres funciones consecutivas a sala llena


Un género nuevo en la ciudad de Mercedes*Un musical hecho por mercedinos* Tremendas repercusiones en toda la ciudad* Un público abundante que no paró de aplaudir y de pedir más funciones* Próxima función : ¿2014?

El pasado fin de semana se llevó a cabo el musical que dirige Mauricio Castro en la ciudad de mercedes. Un teatro argentino colmado de espectadores en la sala de abajo, hizo estallar el lugar de aplausos a este gran elenco, que deslumbró arriba de las tablas.

Mauricio, muy emocionado,  agradeció a su queridísimo elenco que se autobautizó “secta”. Son más de 20 personas: Mauricio Castro, como Jekyll y como Hyde, Julieta Umezawa como Emma Carew, Juliana Azcurra como Lucy, Ñeque Castro como el señor Danvers Carew, Diego Contreras como John Utterson , Daniel Calloni como Poole, Marcos Tabossi como Simon Stride, Alejandro Lombardo, como el obispo de Basingstoke,  Leo Juárez como Sir Archibald Proops, Gustavo Marcos como el general Glossop, Yanina Russi como Lady Beaconsfield y Guinevere , Agustín Castro como El Araña y el cura. Un ensamble abundante: Nicolás Laurino, Laly Fraiese, Mili Padova, Stefi Castro Segura, Patricia Salvo, Marina Rosales, Belén Montenegro, Mariano Anido, Agustín Fraiese, Florencia Notta y YESICA GONZALEZ. Y en el staff: Mariano Castro, Patricio Bonamino, Carolina Azcurra, Cristian Ortiz, María Marcori, Camila Castro y Eugenia Fraiese

Un increíble vestuario a cargo de Laly Fraiese, ambientado en la Inglaterra de fines del siglo XIX, entre tapados, sobretodos , pilotos y galeras que hizo una puesta imponente, cuya fotografía da cuenta de ello en manos de Pantone films. La escenografía fue elaborada en el taller de Alejandro Lombardo. Canciones cantadas en vivo con pistas grabadas por Javier Guerra, que fue el musicalizador del evento, y el uso de micrófonos de alta fidelidad hicieron una cosa pocas veces vistas en la ciudad y con una asistencia del público, histórica.

Un público conmovido ante la nueva apuesta de este médico mercedino, que se lanzó a estudiar la carrera de comedia musical en la escuela Act & Arts de Buenos Aires, pide hoy nuevas funciones para gente que no pudo asistir a verla y otros tantos que quieren repetir el plato fuerte de Castro.

La instalación de este género teatral de manos de Mauricio Castro enriquece la cultura y el arte mercedino, tantas veces apagado por distintos motivos. Y es una clara demostración que no es necesario viajar a Capital para ver grandes obras de arte. Da cuenta que en Mercedes también hay grandes artistas.

Según las versiones de gente del elenco, va a haber más funciones a pedido del público. La voluntad de estos chicos expresa la eventualidad de hacerlas cuanto antes. La posibilidad de la agenda teatral municipal data del año que viene.
 

martes, 1 de octubre de 2013

Jekyll &Hyde: los eclipses de Mauricio


 

 

Mauricio Castro es el director de este musical*Toca una temática ríspida en cuanto a la reticencia a transformar la realidad desde la ciencia*La medicina contra las tradiciones conservadoras de Inglaterra del siglo XIX* Y por supuesto, una historia de amor; mejor dicho: dos.

Mauricio se sentó a escribir qué es Jekyll & Hyde (ver recuadro). Le habían preguntado qué era cuando manifestó la idea de realizar un musical de Broadway en Mercedes. Una persona muy allegada a él y que sabe mucho acerca del tema le dijo: “estás loco”. Y, definitivamente, Mauricio encarna el personaje principal de este proyecto super ambicioso. Tan ambicioso que hizo actuar a su propio padre: Raúl Ñeque Castro. Claro, una obra que toca la medicina actuada por dos médicos. Pero no, Padre e hijo encuentran quizás una ínfima relación con su profesión.

-Mauri, ¿qué van a hacer el viernes, sábado y domingo?

-Vamos a hacer la comedia musical que, como ya deben saber a esta altura, se llama Jekyll & Hyde. Es un clásico de Broadway, en Londres. Esto es una adaptación hecha por mí. Data de fines de siglo XIX. Está ambientada a esa época.

-¿De qué trata la obra?

-En líneas generales, se trata de la pasión que pone cada uno con las cosas que hace y la entrega que hay en eso. Cuando realmente hace algo que le gusta. Eso, a nivel individual. Y a nivel social, habla de la sociedad misma. Lo bueno que tiene esta obra es que se puede llevar  o extrapolar a cualquier época. Si bien está ambientada a fines del siglo XIX, concuerda perfectamente con la realidad. Ese es el mensaje que tiene la obra. Tanto a nivel individual con cada uno de los personajes como a nivel grupal. Se puede traer a esta época y a épocas anteriores también.

- ¿Se puede hablar de un avance desde la ciencia y la reticencia de una sociedad conservadora a aceptar esos avances?

-Sí, se puede ver desde ahí. Pero más que nada habla de una conducta social. Porque toca temas que estuvieron toda la vida. Fundamentalmente la hipocresía. Después toca temas tan ríspidos como la pedofilia en el clero. Es el reflejo de problemas sociales que han ocurrido siempre y van a seguir ocurriendo. Porque son cosas que no tienen solución.

-Hay una canción del musical que justamente habla de eso. Una sociedad que quiere mostrar algo que no es. Justamente se llama Disfraz o Fachada (ver recuadro). Y muestra justamente que detrás de esa fachada está lo que realmente existe y se quiere ocultar.

-Sí, sobre todo en las grandes sociedades. Por ahí quizás adentrándose en las provincias no es tan así. Pero en las grandes sociedades, donde uno se preocupa en mostrar más lo que tiene que ser y no en lo que quiere ser. El deber ser por sobre el querer. Sobre lo que uno desea. A veces es más importante lo que dicen de uno que lo que uno quiere ser. Entonces, se trata precisamente de lo contrario. Hay un personaje que es el protagonista que lucha contra eso y tiene un proyecto que se ve truncado porque no concuerda con lo que tiene que ser. Porque esa persona no encaja en esa sociedad ni creo que en esta tampoco encajaría. Por eso digo que es una obra que se puede extrapolar a cualquier tiempo.

-¿Qué te hizo invitarlo a actuar a tu papá? Una persona reconocida por una trayectoria importante en las ciencias médicas desde hace un largo tiempo.

-Nada. Él es un gran responsable de mi amor por el arte. También el hecho de saber interpretar las cosas como a mí me gustan.

-En la obra hay un Consejo de Medicina. Jekyll es médico. Vos y tu papá son médicos. ¿Tiene algo que ver su convocatoria con eso?

-No. Podría haber hablado de cualquier cosa. Casualmente esta obra habla sobre un médico que estudia sobre el descubrimiento de una droga para curar a su padre. Pero eso es un dato más abstracto. Porque se puede llevar a cualquier oficio esto. Una repisa que un carpintero quiere hacer y no lo dejan hacer. El mensaje es otro. Lo que hay que leer es entrelíneas. El tema es cuando una persona tiene un objetivo para un beneficio, tanto personal como general, y no lo dejan avanzar. La persona tiene una visión un poco más amplia, cuando una persona tiene una mente más abierta. Demostrarle a la gente que las cosas no son como realmente parecen. Y mucha gente se queda con lo cómodo, con lo que se está. A veces la gente se queda cómoda con lo que tiene y no se anima por miedo o por lo que sea. Otras veces se trata de conveniencia. La obra viene por ese lado. A mí me gusta estar del lado incómodo. Y ver qué pasa. Soy de los que se tiran a la pileta y después se fijan si hay agua.

Al lado de este transformador, estaba su padre. La gente lo conoce como Ñeque Castro. Ninguno se lo imaginaba en un musical. Pero Ñeque se animó. Su personaje es Sir Danvers Carew, que admira al Dr. Jekyll y lo quiere proteger. “Me movió el desafío. Yo vengo de una generación distinta. Admiro lo que hace Mauricio. Me hubiese gustado hacer lo que está haciendo. A parte de ser médico, compartir el arte. De hecho lo hice durante muchos años. Pero poder canalizarlo como lo veo yo, en una política transformadora de la realidad y, de alguna manera, precursora en esta ciudad, como es un musical, que él lo viene estudiando y viendo desde hace muchos años (éste en particular),  y tratar de adaptarlo a lo que tiene materialmente en Mercedes, me mueve a aceptar una propuesta como esta. Es un orgullo y aparte es un desafío, por supuesto. Yo vengo del folklore, de los boleros y cosas distintas a lo que es un musical. Paso de estar estático a estar dinámico arriba de un escenario. Nada más ni nada menos en un musical como este que es un megamusical. Una puesta en escena muy grande. Muy desafiante y muy responsable.

-          Tu aceptación de participar en este musical, ¿se puede relacionar desde tu mundo de la medicina?

 -Mi aceptación es puramente artística. Pero se podría relacionar desde el punto de vista de la bioética. De personas que le quieren hacer un bien a la sociedad y son vapuleados. Como el personaje. Y hay toda una sociedad de hipócritas que no lo aceptan. Sin embargo, la filosofía última que pesa sobre esto es haber escuchado a ese hombre que traía algo nuevo para la sociedad y no se lo escuchó. Siento una gran responsabilidad como padre y como actor, aunque no lo seamos. La verdad es que Mauricio sacó vino tinto de una piedra, salvo casos excepcionales que ya son artistas ejemplares, como Juliana Azcurra y Julieta Umezawa. Esto es una cosa muy nueva y muy buena. Y como médico que somos con Mauri, ponemos la misma responsabilidad para el arte como para la medicina. Nos dedicamos a la gente. No sólo para curar su cuerpo sino también para curar el alma.

 Exito total. tres salas llenas viernes, sábado y domingo. Teatro de abajo. La gente pide más. Quizas se repita en el 2014.

11.639 visitas al 30 de setiembre de 2017