miércoles, 11 de julio de 2012

INVENTARIO PARA HUIR DE LA OSCURIDAD


Otra jornada terminada. Con la fealdad que la caracteriza. Ergo, hoy no estuvo tan mal la cosa.  Eso que no ejercí ninguna especie de ociosidad. Nada liberador de espiritualidades. En realidad, camino por materias que me agradan. Que no se asemejan tanto a ciertos códigos. Que tiene más que ver con la genuinidad de lo humano. Y encima con falta de agujas que marcan el maldito tiempo que no para. Falta de memoria para ciertos trámites. Inconscientes colectivos que toman los caminos más largos, cuando en realidad son pocos kilómetros. Pero descubriendo ciertos baches de felicidad empiezo a ser un poco más de ajuste a una agenda cansadora.

Fin del día. Noche. Hermosa y fea a la vez. Ahora está ameno. A meno que te lo cuente. Retomando fuerzas perdidas en razón de desmoralizaciones varias de diversas vertientes.

Dos cambios importantes. La saviola está podrida y perdida. Mucha información junta en poco tiempo. La eskritura es la descarga. ¿Qué culpa tiene el lektor? El nivel humano es deficiente. Las técnicas se apoderan de la carne y el hueso. Es el precio de la parcial independencia. Escupir los gargajos internos es una forma de vía alentadora. Otra es correr quedándose en el mismo lugar. Es una sensación de bienestar. Como charlar con un amigo para contarle las peripecias de la vida empantanada. Indemnizar las penas para que se dejen de joder de una buena vez.

Vivencias trágicas que luego toman forma de farsa. Ojo con lo que vas a decir. Ja ja. Son meros análisis de gentes que lo ven de afuera. La destraba bienestarezca es el fin. El medio es variado y amplio cuando hay que huir de las oscuridades más atroces y empantanadas.


No hay comentarios.:

11152 visitas al 20 de marzo de 2017