martes, 29 de marzo de 2011

GRACIAS PEPITO, GRACIAS RAFA

Durante la vigilia del 23 de marzo de este año, un compañero de teatro leyó un poema , luego de la brillante actuación que tuvo conmigo. A pesar de las diferencias ideológicas que nos unen, quiero rendir homenaje a su apertura mental y agradecerle por haber pensado en mí en el momento en que decidió regalarselo a alguien. Gracias pepito. Al final la realidad se está convirtiendo en ficción y viceversa. Por la amistad entre Pablo y Rafa.
Acá se los dejo:
“Sale el soldado, sin harapos de la trinchera
Los aviones pasan de largo,
Vamos perdiendo.
Las cargas quedan en los cuarteles
Los barcos amarrados en el puerto.
La conciencia sale al pavimento
Los gritos vuelven a las gargantas
 Y los obreros a las fábricas
Y los estudiantes a los exámenes
Las madres giran en sentido antihorario
Las comisarías están vacías, las celdas sin internos.
La pelota sale del arco, los goles no son contados.
Los palotinos vuelven a sus Misas y a sus villas.
Los novios se reúnen en la esquina de siempre.
Uruguay se despobla de argentinos.
Las autopistas no tienen licitación
Los rieles tiemblan el acero.
La noche reparte estrellas en las reuniones de a tres.
Los científicos aterrizan en Ezeiza
Tucumán  es el Jardín de la República.
Los parques y las plazas renuevan el verano.
Las Madres. Las madres giran en sentido horario.
El tiempo. El tiempo es una anécdota viva.
Los obreros salen de sus fábricas.
Las fábricas, las fábricas destilan bruma.
Los estudiantes van a los barrios.
Los barrios, los barrios son libros abiertos de barro.
El olvida no se olvida de acordarse de que allí comienza el camino.” 24/03/2011
José Manuel Jaramillo Ortiz (u Ortiz Jaramillo, para los recién conocidos)


gracias pepito una vez más para que nunca más suceda. te mando un abrazo de proscenio

11.639 visitas al 30 de setiembre de 2017