domingo, 13 de febrero de 2011

ANTON PIRULERO

Si viejo si. La ciudad del Antón pirulero es también mercedes, cochico, salta y todas las ciudades y países y regiones que forman parte de un sistema que brega por la incipiente división del trabajo que generó un día la revolución industrial y el dueño de los medios de producción que se apropió de la fuerza de trabajo que si no se adaptaba a esta régimen perverso y absurdo era devorado él y su familia por un monstruo que viene masacrando gente día a día desde que existe el ser humano: el hambre.
No sólo les pasa a los médicos también pasa en todas las profesiones donde mirar la condición humana es contradecir las reglas del mercado y de una política económica que le da la entidad de tal.
Este tan estúpido juego que nos enseñaron desde que somos chiquitos, sin saber lo que realmente significaba, es la estúpida tendencia y afán de cuidarse el culo y mirar lo que cada uno hace sin mirar si el de al lado necesita una mano. Que es un fiel reflejo de lo que ocurre socialmente. Lo lúdico también es reflejo de lo que somos como seres humanos (Gran Hermano da gran fe de ello).


2 comentarios:

Marcos dijo...

Me mataste, no solo por describir el sentido oculto del juego sino porque ¡toda la vida creí que el juego era "Al Don Pirulero"!!! por Dios!! imaginate, creí que se trataba de un hombre("don") que, como mucho en la playa, intenta sobrevivir, y que su suerte era vender pirulines con un original grito de "a los pirulines!!", con lo cual su nombre no podría ser otro que al don pirulero. claro, lo que nunca pude lograr fue relacionar a éste buen hombre con la temática del juego. Gracias tripon por abrirme los ojos!! Marcos

castro a dijo...

jajaja gracias por escribir hermano. es creer o reventar

11152 visitas al 20 de marzo de 2017