miércoles, 5 de enero de 2011

LA NECESARIEDAD DEL ARTISTA.-

A menudo los artistas son aquellas personas que expresan lo que la sociedad en su conjunto de antigrupo no puede expresar o no quiere expresar porque no le conviene. Realizar un juego en el cual se imaginan un mundo ficticio, basado en la realidad. O se imaginan una realidad basada en la ficción.
De todos modos, son necesarios. Si, la necesariedad estriba en las dificultades del decir. Por censuras, miedos y otras tantas cuestiones absurdamente importantes que hace que uno calle; no se, pérdida del empleo, de un interés económico, etc.
Los artistas deben decir. De distintas formas. Deben plasmar una metáfora de la realidad o una realidad metafórica tal, en la que se exprese el silencio de los que callan.
Si hay algo que el artista no calla es una serie de episodios atroces que frecuentemente azotan la tierra en la que todos vivimos y con la cual , quien es visto como un loco, se ve destinado a mostrar.
Quien no cumple con el mandato de artista es el mero operario del engranaje en el que se ve inmerso y esta dispuesto a obedecer, al no ver problema real alguno que implique una transformación desde el arte mismo. Su obra es de una funcionalidad tal que desconoce una realidad y colabora con su obsecuente reproducción.
Son meros señores que se dedican a cantar odas a la alegría y a la felicidad, que pintan un mundo  tan perfecto que asusta.
Sin perjuicio de esta clase de pseudoartistas ( o con perjuicio, porque la bondad que emana de ellos resulta nociva), la conditio sine quanon de la ontología del artista es esa manera de expresar, que sólo asisten a los creadores en su más profunda angustia, desolación, esa daga inundada en el pecho que para sacarla requiere de un esfuerzo catártico desde la inmovilidad aterradora que provocan los sucesos de la realidad que ametrallan como falshes en medio de la alfombra roja de la entrega de los oscares.
Ellos van más allá de la fría y tan irracional razón. Tan lejos de los trámites burocráticos y atisbo de traición  oficinesca, en busca de un ascenso. Van más allá. Mucho más lejos. Superan con creces toda imbecilidad disfrazada de coherencia. Crean, inventan un camino. Eso es lo que hace un artista. Inventar un camino. Mirar las cosas de otra manera. Crear otro tipo de fusión. Reflexionar de lo que no se quiere hablar.
Quien quiere oir que oiga y no hay mas ciego que el que no quiere ver son frases candentes en la mente de un artista. Nos devuelven la vista, como aquel Cristo que curó la vista del ciego de los que pedían ver. El Cristo médico y artista que repartía panes y peces entre los pobres. El Cristo médico, artista y …bueno, pienselo. Como pésimo artista, prefiero callar para no herir susceptibilidades religiosas.
Artistas. Racionalidad. Razón artística. Artista razonable. Nada más lejos que esa estupidez. Nada más lejos para el artista que parecer razonable. Que es un mero instrumento. Como la técnica. Quien espera la racionalidad del artista está más loco que la locura misma del artista.
El artista no es razonable. Transige lo intransigible. Penetra lo impenetrable. Atraviesa, molesta, incomoda lo estático porque mueve, transforma, conmueve. Eso lo hace único y esencialmente artista.-  

4 comentarios:

Anónimo dijo...

es bueno tener algun comenttario al ´pasar aunque sea para que te rajen a puteadas

yesi dijo...

vos sos mi artista favorito te amo

Agustin dijo...

gracias por comentar en mi blog a todos aquellos que se interesan en discutir ideas. gracias por ayudar a crecer

pablo pighin dijo...

"Ellos van más allá de la fría y tan irracional razón. Tan lejos de los trámites burocráticos y atisbo de traición oficinesca, en busca de un ascenso "

Compré. Me encanta.

11.639 visitas al 30 de setiembre de 2017